Toxina botulínica

¿Qué es la Toxina botulínica?

Es uno de los procedimientos estéticos más comúnmente realizados en el mundo porque brinda una alternativa no quirúrgica para reducir los efectos del envejecimiento al reducir las líneas de arrugas y los surcos alrededor de los ojos, la boca y la frente.

Este es el nombre comercial de la toxina botulínica. Cuando se usa correctamente, esta sustancia natural bloquea los impulsos nerviosos de los músculos de la cara. Estos son los mismos músculos que se contraen de forma rutinaria y repetitiva, causando líneas de expresión, patas de gallo y surcos a medida que envejecemos.

Muchos comparan la Toxina botulínica con un lifting temporal de cejas o con un mini lifting facial porque desactiva estos músculos. Los efectos duran entre 4 y 6 meses.

Los médicos especialistas realizan personalmente todas las inyecciones. No se utilizan cosmetólogos. Esto se debe a que, como cirujano, cuidamos todos los aspectos de sus necesidades de rejuvenecimiento facial. Esto permite combinaciones de tratamientos que optimizan sus resultados, como la blefaroplastia con Botox y el rejuvenecimiento con radiofrecuencia o peeling. En consecuencia, rejuvenecemos conservando la armonía facial.

Fué utilizado por primera vez como un agente terapéutico por los oftalmólogos. En 1980, los oftalmólogos de San Francisco usaron oficialmente BTX-A por primera vez en humanos para tratar los “ojos cruzados” (estrabismo), una condición en la cual los ojos no están alineados entre sí, y el “parpadeo incontrolable” (blefarospasmo).

¿Dudas sobre Toxina botulínica?

0261 4238833 / 4239338

Rivadavia 752, Ciudad, Mza.

Lunes a viernes de 8:30 a 19:30 hs.