Papiloma en los ojos: Conocé sus riesgos

Papiloma en los ojos imagen destacada

En general, el papiloma en los ojos es una terminación histopatológica que describe tumores con morfología especial. Escogen una apariencia clásica de coliflor. Las lesiones papilomatosas suelen estar lobuladas con un núcleo vascular central.  

Los papiloma en los ojos pueden ser benignos o malignos y encontrarse en numerosas localizaciones anatómicas, por ejemplo: piel, cuello uterino, conducto mamario etc.

Concretamente los papilomas en el ojo o papiloma conjuntivales, son tumores epiteliales escamosos benignos con una propensión mínima a la malignidad. 

Clasificación 

Los papilomas en el ojo, conocido también como papiloma conjuntival, se clasifican en infecciosos (virales), de células escamosas. Según el aspecto, la ubicación y la edad del paciente, demuestran un patrón de crecimiento exofítico. En particular los papilomas invertidos exhiben patrones de crecimiento exofítico y endofítico. 

También pueden clasificarse según su apariencia clínica macroscópica, como pediculado o sésil. El tipo pedunculado es sinónimo de papiloma en el ojo o papiloma conjuntival infeccioso y papiloma de células escamosas. A menudo se denomina papiloma conjuntival no infeccioso porque se cree que los papilomas del limbo surgen de la exhibición a la radiación UV, debido a su apariencia macroscópica, los papilomas del limbo se clasifican como sésiles. 

Los papilomas en los ojos o papilomas conjuntivales invertidos a veces se denominan papilomas mucoepidermoides ya que estas lesiones poseen tanto un elemento mucoso como uno epidermoide. 

Existe una fuerte asociación entre los tipos 6 y 11 del virus del papiloma humano (VPH) y el desarrollo de papilomas en los ojos.

Mortalidad del papiloma en los ojos

El papiloma en el ojo, de células escamosas, limbares o invertidos no son potencialmente mortales. El papiloma en el ojo puede ser lo suficientemente grande como para ser desagradables. Los tipos 6 y 11 del VPH se pueden transmitir al niño durante el parto a partir de un canal de parto infectado y estimular síntomas oculares.  

La mayoría de los papilomas son benignos, en raras ocasiones pueden sufrir una transformación maligna, cuyos signos incluyen inflamación, queratinización y formación de simbléfaron. 

El papiloma en el ojo de células escamosas (es decir, papiloma infeccioso, papiloma conjuntival viral) se observan comúnmente en niños y adultos jóvenes, generalmente menores de 20 años. Debido a que el VPH está fuertemente asociado con esta forma de papiloma. Los papilomas limbales se observan  comúnmente en adultos mayores, existe una ligera asociación entre la radiación ultravioleta y el papiloma conjuntiva limbal. 

Patología general del papiloma en los ojos 

Los papilomas de células escamosas, se componen de múltiples frondas ramificadas que se desprenden de una base pediculada estrecha. Las frondas individuales están rodeadas de tejido conectivo, cada una con un núcleo central vascularizado. Dentro de estas frondas se encuentran células inflamatorias agudas y crónicas. 

Los papilomas limbares son lesiones sésiles que surgen de una base ancha y tiene un aspecto viscoso. El epitelio es acantótico y presenta diversos grados de pleomorfismo y displasia. La   superficie del epitelio puede estar queratinizada con focos de paraqueratosis dentro de los pliegues papilares, la membrana basal está intacta. 

El papiloma en el ojo invertido exhibe patrones de crecimiento exofítico y endofítico, la invaginación (es decir, el repliegue de una membrana o capa de tejido) es exhibida por papilomas de células escamosas o limbales, mientras que algunas lesiones se exponen en una mezcla de patrones de crecimiento exofítico y endofítico. A diferencia del papiloma invertido surge en la pared nasal lateral o los seno paranasales, las lesiones que surgen de la conjuntiva tienden a ser menos agresivas en la transformación maligna. 

Examen físico 

Algunas características para examinar un tumor superficial incluye, ubicación del tumor, es decir, conocer la probabilidad de encontrar un tumor en una ubicación anatómica específica es de gran ayuda no solo para realizar el diagnóstico, sino también priorizar el diagnóstico diferencial. 

  • Alrededor del 25% de todas las lesiones que afectan a la carúncula son los papilomas.
  • El carcinoma de células escamosas se observa con frecuencia en la zona interpalpebral adyacente al limbo y rara vez aparece en otros lugares. Aunque es posible, el diagnóstico de carcinoma de células escamosas sería cuestionable si se alejara del limbo. 

Color del tumor: el color proporciona pistas importantes y una opinión clínica basada en lo siguiente;

  • Las lesiones pigmentadas sugieren un origen melanocítico.
  • Lesiones de color amarillo pálido u opaco se asocian con xantomas.
  • Lesiones de color salmón se asocian con tumores linfoides.

Topografía del tumor: al evaluar, se debe tener cuidado con la superficie del tumor, para incorporar la textura y el borde del tumor. 

  • La apariencia de la superficie de la conjuntiva se estremece de manera predecible en los tumores epiteliales (es decir, el epitelio de la superficie está crecido, es empedrado y /o acantótico). 
  • Los bordes del tumor entre la conjuntiva  normal y la conjuntiva enferma pueden aparecer abruptos, como se observa en el papiloma en los ojos o la neoplasia intraepitelial. 
  • En casos que los bordes están mal definidos, se consideran los tumores linfoides. 

El patrón de crecimiento tumoral puede describirse como solitario, difuso o multifocal. La consistencia del tumor se puede describir como sólida, blanda o quística. En el papiloma en los ojos se observa crecimiento solitario,  también el crecimiento difuso aunque raro, se asocia con neoplasia intraepitelial. 

La consistencia del tumor se establece la palpación, la cual es útil para evaluar y diagnosticar tumores subepiteliales. La palpitación se realiza bajo anestesia tópica durante el examen con lámpara de hendidura, utilizando un aplicador con punta de algodón. La técnica es útil para determinar si un tumor epitelial ha invadido el tejido de soporte subyacente, la mayoría de los papilomas se mueven libremente sobre la esclerótica. 

Seguimiento quirúrgico 

Para los pacientes que se someten a la crioablación, láser de CO2 o escisión quirúrgica por papiloma en el ojo, la atención de seguimiento posterior al tratamiento suele ser a los 5 días, al mes y luego al año. Hay pacientes que siguen régimen médico deben recibir atención de seguimiento mensual por probables efectos adversos hasta que se suspenda la medicación para verificar la recurrencia de la lesión. 

El pronóstico para los pacientes con esta afección es generalmente bueno, las recurrencias del papiloma en los ojos virales no son infrecuentes. La recurrencia de papilomas de células escamosas extirpadas por completo son pocos frecuentes.

Los pacientes deben recibir atención de seguimiento de rutina para las recurrencias, informar a los pacientes que la lesión puede aparecer después de la escisión y que las recurrencias múltiples no son infrecuentes. La recurrencia de lesiones puede requerir un tratamiento más agresivo, en teoría la disminución de la exposición al sol puede prevenir las lesiones de células escamosas. 

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
1
Hola! ¿En qué puedo ayudarte?
Chatea con nosotros
¡Hola!
¿En qué puedo ayudarte?